sobre mi

Declaración de artista

Utilizo el arte para plantear problemas actuales que, por un lado, emanan de la pérdida de los valores humanos y por otro, surgen del instinto de supervivencia ante las crudas realidades que se imponen.

Mediante el dibujo, medio expresivo que empleo en un acto de autocomplacencia formalista con el que busco una factura impecable y apuesto por la máxima autonomía estética; metaforizo, hibrido, parodio, simulo; empleo elementos diferentes (figuras humanas, anuncios publicitarios, armamento bélico, objetos de uso cotidiano, etc.) que se funden y resultan en imágenes absurdas, provocadoras y humorísticas cargadas de connotaciones políticas con las que me propongo guiar al espectador hacia un sentido evocado dada la fusión de estos, pero sin intentar que se piense en una posible utilidad funcional.

Mi propuesta presenta una visualidad que descompone lo real penetrando sus estructuras internas, los comportamientos o los lazos entre las partes de un todo, en cualquiera de sus conexiones o interrelaciones; pensando sobre objetos ensamblados, metaforizando sus esencias y sus apariencias. El carácter de utilidad que desempeñan en la vida cotidiana es subordinado a la armonía estética que se consigue con su combinación, al nuevo significado que adquieren desde esa fusión, los objetos no cambian o desaparecen con esa fusión, ellos transforman su función desde su misma apariencia.